domingo, 5 de julio de 2009

Lead noticioso o del sumario en el reportaje

Ejemplo:

El 80% de la droga boliviana llega a manos de las mafias brasileñas

“El 80 por ciento de la droga producida por cárteles bolivianos es enviada a Brasil, informaron fuetes diplomáticas de ese país, cuyo Gobierno está a muy poco de reclamar a Bolivia por el incremento del narcotráfico.” (La Razón 10/6/07, p 8a)

Ésta es una entrada por demás conocida, es decir, arrancar el reportaje con el quién, qué, cuándo, dónde, cómo y por qué, al estilo de una noticia. La diferencia es que el reportaje no lleva la estructura de la pirámide invertida; más bien, presenta el elemento central en el primer párrafo y lo puede desarrollar cronológicamente, por bloques temáticos, diferentes ángulos, pluralidad de fuentes, notas de apoyo, etc.

Este tipo de entradas son muy habituales en las ediciones diarias de los periódicos, y en su mayoría, por la naturaleza de la información basada en la coyuntura, pertenecen a reportajes informativos, pudiendo una noticia convertirse en un reportaje. De hecho, Juan Gargurevich, en su libro Géneros periodísticos, afirma: “los orígenes del reportaje simplemente pueden estar en las informaciones ampliadas sobre un suceso determinado. Cuando la nota informativa era insuficiente, se añadían detalles. O al revés, cuando se juzgaba necesario, se redactaba amplias notas que —de acuerdo a los criterios modernos— constituían un ‘reportaje’” (1982:253).

En este sentido, conservan su lenguaje ágil, en estilo directo y objetivo, sin permitirse muchos giros literarios, como se puede evidenciar en los reportajes interpretativos, incluso, pueden llevar títulos noticiosos, como este ejemplo:

El MAS y aliados apelan a las FFAA para sesionar en Sucre

“El Movimiento Al Socialismo (MAS) y sus aliados de la Brigada Patriótica propusieron que la Asamblea Constituyente sesione en un cuartel de las Fuerzas Armadas (FFAA) como la “opción inmediata” para garantizar la instalación, en Sucre, de las plenarias y concluir en los siguientes 29 días la redacción del nuevo texto constitucional.” (La Prensa 15/11/2007, p 3a)

Sin embargo, no todos los reportajes cuya entrada esté basada en las 5 W tienen que ser coyunturales, pueden haber casos en los que el redactor, por distintas razones, opte por usar este lead, lo que no está mal.