domingo, 16 de octubre de 2011

8 reglas especiales de acentuación

1 Palabras compuestas sin guión. Las palabras compuestas escritas sin guión se comportan como las palabras simples y siguen las reglas de acentuación, con independencia de cómo se acentúen gráfi camente sus formantes por separado: dieciséis (diez + y + seis) se escribe con tilde por ser palabra aguda terminada en -s; baloncesto (balón + cesto) no lleva tilde por ser palabra grave terminada en vocal. 

2 Palabras compuestas con guión. Las palabras unidas entre sí mediante un guión, sean del tipo que sean y con independencia de cómo se pronuncien, siempre conservan la acentuación gráfi ca que corresponde a cada uno de los términos por separado: Sánchez-Cano, germano-soviético, teórico-práctico 

 3 Adverbios en -mente. Los adverbios terminados en -mente se pronuncian con dos sílabas tónicas: la que corresponde al adjetivo del que derivan y la del elemento compositivo -mente (lentamente). Estas palabras conservan el tilde, si había, del adjetivo del que derivan: fácilmente (de fácil), rápidamente (de rápido); pero de no ser así, no llevan tilde: cordialmente (de cordial), bruscamente (de brusco).

4 Formas verbales con pronombres enclíticos. A diferencia de lo establecido en normas ortográfi cas anteriores, a partir de la Ortografía de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) de 1999, las formas verbales con enclíticos (me, se te, nos, os, la, lo , las, los, le, les) deben acentuarse gráfi camente siguiendo las reglas de acentuación; así, formas como estate, suponlo, deles se escriben ahora sin tilde por ser palabras graves terminadas en vocal o en -s, mientras que déselo, léela, fíjate llevan tilde por ser esdrújulas, y oídme, salíos, reírte, por contener un hiato de vocal cerrada tónica y vocal abierta átona.

5 Voces y expresiones latinas. Las voces y expresiones latinas utilizadas corrientemente en español se someten a las reglas de acentuación: tedeum (sin tilde, por ser palabra aguda terminada en -m); quórum (con tilde, por ser palabra grave terminada en -m); hábeas corpus (hábeas lleva tilde por ser una palabra esdrújula, mientras que corpus no la lleva por ser grave terminada en -s).
  
6 Palabras extranjeras no adaptadas. Los extranjerismos que conservan su grafía original y no han sido adaptados, así como los nombres propios originarios de otras lenguas (razón por la cual se deben escribir en cursiva, en los textos impresos, o entre comillas, en la escritura manual), no deben llevar ningún acento que no tengan en su idioma de procedencia, es decir, no se someten a las reglas de acentuación del español: disc-jockey, catering, gourmet, Wellington, Mompou, Düsseldorf. 

7 Palabras extranjeras adaptadas. Las palabras de origen extranjero ya incorporadas al español o adaptadas completamente a su pronunciación y escritura, incluidos los nombres propios, deben someterse a las reglas de acentuación de nuestro idioma: béisbol, del ingl. baseball; bidé, del fr. bidet; Milán, del it. Milano. Las transcripciones de palabras procedentes de lenguas que utilizan alfabetos no latinos, incluidos los nombres propios, se consideran adaptaciones y deben seguir, por tanto, las reglas de acentuación: glásnost, Tolstói, Taiwán. 

8 Mayúsculas. Las letras mayúsculas, tanto si se trata de iniciales como si se integran en una palabra escrita enteramente en mayúsculas, deben llevar tilde si así les corresponde según las reglas de acentuación: Ángel, PROHIBIDO PISAR EL CÉSPED. No se acentúan, sin embargo, las mayúsculas que forman parte de las siglas.